Principios de Ordeño

Antes de ordeñar

  • Controlar la salud de la ubre regularmente
  • Seguir el orden de ordeño correcto
  • Siempre pre-ordeñar
  • Limpiar y/o desinfectar los Pezones antes de ordeñar
  • Comprobar el nivel de vacío
  • Colocar la unidad de ordeño a tiempo
  • Evitar el sobre-ordeño
  • Retirar la unidad de ordeño correctamente
  • Desinfectar los pezones de inmediato
  • Limpiar/desinfectar el equipo de ordeño
  • Asegurar un correcto enfriamiento de la leche
  • Controlar regularmente los resultados del Ordeño
  • Utilice siempre guantes desechables y asegúrese de que están limpios
  • Compruebe la salud de la ubre con regularidad; primero verifique las novillas recién paridas de primer parto y las vacas con 1 2 semanas después del parto
  • Revise habitualmente la información del procesador sobre calidad de la leche
  • Conserve un registro de los resultados de salud de la ubre por cada vaca
  • Mantenga siempre separada la leche de las vacas enfermas
  • Comience ordeñando primero las vacas sanas y las de primer parto también sanas
  • Siga con las vacas nuevas y las de primer parto hasta que compruebe su estado
  • Ordeñe siempre las vacas más viejas y enfermas en último lugar o por separado
  • Utilice siempre guantes desechables y asegúrese de que están limpios
  • No tirar nunca leche al suelo
  • Vierta 2–3 chorros de leche de cada pezón en una jarra de pre-ordeño
  • Examine la leche por si hay coágulos, cambios de coloración u otras
  • Guarde siempre la leche anómala por separado
  • Pre-ordeñar también estimula la bajada de la leche
  • Utilice siempre guantes desechables y asegúrese de que están limpios
  • Limpie cada pezón utlizando, preferiblemente, un limpiador de pezones pre-ordeño
  • Se pueden desinfectar los pezones cuando se pre-ordeña: utilice un desinfectate pre-ordeño aprobado y espere 30 segundos antes de retirarlo
  • En todos los casos utilice papel desechable o toallas de ubres para limpiar y secar cuidadosamente cada ubre.
  • Nunca use el mismo papel o toalla para más de una vaca

Durante el ordeño

  • Compruebe siempre el nivel de vacío al comienzo de cada ordeño
  • El nivel de vacío, la tasa de pulsación y la relación de pulsación deben estar en
  • Utilice siempre guantes desechables y asegúrese de que están limpios
  • Asegúrese siempre de limpiar o, cuando sea necesario, desinfectar las unidades de ordeño entre vacas
  • Coloque la unidad de ordeño dentro de los 60 segundos siguientes tras la preparación de la ubre
  • Evite la entrada de aire durante la colocación de la unidad de ordeño
  • Compruebe la posición de la unidad de ordeño
  • Asegúrese que los tubos largos de leche están alineados con el tubo de pulsación, evitando que los tubos se retuerzan
  • Observe el proceso durante el ordeño; no haga nada más
  • El sobre-ordeño puede dañar los pezones
  • Identifique el final del ordeño; por observación directa del flujo de leche; o por medio de los sensores de flujo en caso de retirada automática de la unidad de
  • Utilice siempre guantes desechables y asegúrese de que están limpios
  • Desconecte el vacío a la unidad de ordeño cuando termine el ordeño (manual o
  • Permita que la garra de vacío descienda totalmente antes de retirar la unidad de
  • Retire la unidad de ordeño después de cortar el vacío

Después de ordeñar

  • Utilice siempre guantes desechables y asegúrese de que están limpios
  • Bañe o pulverice los pezones en cuanto se haya retirado la unidad de ordeño
  • Utilice un desinfectante pos-ordeño aprobado, ya que esta es la manera más efectiva de prevenir la propagación de la mastitis
  • Mantenga de pie a las vacas durante 30 minutos después de ordeñar
  • Limpie el exterior de las unidades de ordeño y todas las superficies de la lechería
  • Después de cada ordeño, enjuague y limpie por dentro el sistema de ordeño, manual o automáticamente
  • Use detergentes aprobados y siga las instrucciones de dosificación, rutina y temperatura que encontrará en la etiqueta
  • Cuando sea necesario, desinfecte el sistema de ordeño utilizando desinfectantes aprobados y siguiendo las instrucciones de la etiqueta
  • Retire las unidades de ordeño de los limpiadores y deje que el sistema y las unidades de ordeño se sequen
  • Compruebe siempre las temperaturas para asegurar que se alcanza el enfriamiento correcto durante y después de el ordeño
  • Cerciórese siempre de seguir las recomendaciones específicas de temperaturas de enfriamiento para lecherías
  • Los tanques de enfriamiento y almacenamiento de leche necesitan ser limpiados inmediatamente después de vaciarlos, utilizando para ello detergentes aprobados
  • Revise la información del procesador sobre calidad y composición de la leche
  • Haga una verificación cruzada con datos de CMT, DCC, HN, etc, si está disponible, de forma habitual
  • El mantenimiento preventivo sistemático, incluyendo la sustitución de pezoneras, tubos y otros repuestos, es la mejor manera de asegurar el buen funcionamiento del equipo de ordeño